Archivos Mensuales :

octubre 2018

Trick-or-Treat. Los secretos de Amazon.

Trick-or-Treat. Los secretos de Amazon. 1000 754 Álex Aldea

Dicen que si gritas bien alto Amazon tres veces se aparece Jeff Bezos en forma de genio de la lámpara y te concede el secreto para vender más en el marketplace…pero como en Cubbe no creemos en la magia, te traemos este post para que vendas más y mejor 🙂

Empecemos por el principio, con datos, Amazon ya supera a Google como motor de búsqueda para comprar online. Traduciendo esto sacamos dos conclusiones:

  • Menudo volumen de tráfico tiene este marketplace.
  • Motor de búsqueda = SEO. ¿Puedo optimizar mi presencia? Claro, y para eso te traemos este post.

Amazon tiene un motor de búsqueda, con su algoritmo al que le gustan unas prácticas más que otras, y por eso mismo podemos hacer que nuestros productos ‘salgan más arriba’ que los de la competencia, y por ende, tengan más probabilidades de ser comprados.

Para mejorar el posicionamiento tenemos que fijarnos en la página de producto y en variables clave que la componen: título, bullet points (descripción), imágenes, información adicional (contenido A+), backend de producto.

Cuida los siguientes puntos y vencerás

Vamos paso a paso, como dice mi madre ‘sin prisa pero sin pausa’:

  • El título del producto debe contener la palabra clave por la que quieres posicionar el producto y aquellos datos que sean relevantes para el usuario, siendo legible y teniendo una correlación. No vale poner palabras a lo loco sin relación ni coherencia.
  • En la descripción del producto (bullet points) debemos dar una explicación más precisa de las características del producto, sus usos y qué soluciones aporta al usuario, siempre incluyendo las palabras clave por las que queremos posicionar el producto.
  • Las fotografías del producto deben mostrar las características de tus productos, reflejar hasta el más mínimo detalle, de esta manera al usuario no le surgirán dudas y por tanto habrá más probabilidades de cerrar una venta.
  • El contenido adicional (en la parte inferior de la página de producto) puede ser o lo más aburrido del mundo con un párrafo sobre el producto o podemos hacer un contenido muy chulo (contenido A+) en el que no sólo expliquemos más datos del producto, pero podemos conseguir que el usuario conecte con nuestra marca. ¡Explica en qué te diferencias de tu competencia!
  • En la parte más técnica, podemos hacer cambios en el backend del producto (esto no lo ve nadie), para meter más palabras clave que hagan que nuestro producto posicione mejor que el de la competencia.

Además de todas estas variables que nosotros podemos controlar directamente, a Amazon le encanta una cosa de cara a posicionar unos productos u otros: las reviews. Si tenemos un alto volumen de reviews y valoración media del producto por encima de 4 estrellas, posiblemente nuestro producto esté mejor posicionado que el de nuestra competencia, porque esto para Amazon es un indicador de que el producto funciona bien y aporta valor a su usuario, que al final es lo que Amazon quiere.

Paralelamente a estos consejos que se pueden llevar a cabo en la página de cada producto podemos optimizar nuestra presencia en Amazon con una Store de nuestra marca. Lo que nosotros siempre aconsejamos a nuestros clientes al hacer un store, es que de un primer vistazo se vea y entienda qué productos vendemos y que visualmente sea muy atractivo. A partir de ahí construir el resto de la store.

Formatos que podemos utilizar

Una vez tenemos nuestra presencia ‘orgánica’ en Amazon bien optimizada, podemos dar el salto a realizar anuncios y tenemos tres posibilidades:

  • Anuncios de display: una opción muy interesante para impactar con nuestro producto dentro de la página de producto de nuestra competencia o productos complementarios al nuestro.

  • Sponsored products: hacer que nuestro producto destaque en el grid de productos de una búsqueda.

  • Sponsored Brand: con este tipo de anuncio haremos que nuestra marca y tres productos aparezcan en la parte superior del resultado de búsqueda

De momento no queremos meternos mucho más en la parte pagada, porque le dedicaremos un post específico dentro de poco explicando todos los secretos publicitarios en Amazon.

Para terminar tenemos que decir que no todos los productos tienen cabida en Amazon, no todo se va a vender, o la competencia puede ser tan brutal que no merece la pena tener presencia en este marketplace (especialmente si Amazon vende tu mismo producto y compites con el gigante por la BuyBox), tenemos que hacer un estudio y estar en aquellos canales o plataformas donde esté nuestro target y que sea rentable. Próximamente hablaremos de cómo saber si Amazon es el sitio en el que vender mi producto.

Si tienes cualquier duda sobre Amazon, tu listing de producto o anuncios, en Cubbe estaremos encantados de ayudarte :)

 

Tinder, why not?

Tinder, why not? 1000 754 Javier Grande
  • Carlos: Hola, ¿qué tal?
  • Maite: Hola, ¿bien y tú?
  • Carlos: Bien bien, cansado, hoy estuve por el gym…jeje
  • Maite: Umm, ¿vas mucho? Yo debería ir más…jeje
  • Carlos: Sí, intento mantenerme en forma, 2/3 días por semana mínimo
  • Maite: Ya veo, por las fotos se te ve bien…jejeje

¿Os imagináis cómo acabará esto? Os doy 3 opciones:

  1. Maite y Carlos quedan un par y acaban durmiendo juntos
  2. Maite y Carlos se ven, pero Carlos ha mentido con el tema del gym
  3. Maite es impactada por publicidad dentro de Tinder y deja de lado los supuestos músculos de Carlos por irse con sus amigas a un evento y ampliar las opciones de conocer gente nueva.

Pues bien amigos, yo voto por la 3 y ¿por qué no?.

Hoy quiero hablaros de Tinder, más allá de cómo lo tenemos conceptuado en nuestras sucias mentes 😉

Si hablamos de millenials, y de apps más descargadas por este segmento, os informo de que Tinder se encuentra entre las más usadas en la categoría de estilo de vida”. Esto se traduce en que una persona soltera (o no) se pasa mucho más tiempo buscando el “amor de su vida” en Tinder que leyendo periódicos, con lo que debemos cambiar el chip y abordar el presente, aunque sea un poco lascivo.

 

Pues de eso se trata. Tinder no es una plataforma en la que debamos pensar en un ROI positivo, pero sí es un placement en el que captar la atención de nuestro target de una forma original e innovadora.

Por ir entrando un poco en detalle, vamos a sacar algunos datos a relucir de lo que pasa dentro de Tinder:

  • 1.6 Billones de swipes al día
  • 26 Millones de matches al día
  • 1.5 Millones de citas a la semana
  • 143 Minutos al mes
  • 60% Hombres / 40% Mujeres

¿Cómo se hace publi? 

Y aquí os preguntaréis dónde y cómo se puede hacer publi, ¿no?. Os lo voy a contar, pero con ejemplos, que seguro que será más claro y quizá inspire alguna acción especial ;):

8 AM, suena el despertador y con los ojos medio cerrados coges el móvil para ir despegándote paulatinamente de las sábanas. Lo primero que haces, leer las notificaciones en las distintas RRSS, pero como estás soltero/a, probablemente a la primera que acudirás será a Tinder a ver si ha habido algún match a horas despectivas.

Ok, abres la APP y ves que tienes un par de nuevos matches, pero con chicas/os que no son del todo de tu agrado y decides seguir despejándote dándole al dedo, así de buena mañana. En uno de esos movimientos, voilá! Un match con un buen pivón. Decidido/a a entablar conversación ves que ese match es en realidad con una famosa marca de desodorantes, que dista bastante del que sueles adquirir en Mercadona y encima ves que está en promoción! Probablemente no te lo compres, pero seguro que te hace pensar que con una marca así, la 2º cita la tienes asegurada 😉

 

Vamos a por otro ejemplo;

En esta ocasión es viernes tarde-noche, estás en un bar con tus amigos/as y uno de ellos empieza a hablar sobre lo bien que se lo ha pasado en sus vacaciones en Vietnam, de modo que decides coger tu móvil y echar un vistazo a lo que se mueve en Tinder, ya que es viernes y tienes el cuerpo caribeño. Le das un rato al dedo pero ves que hay poca marcha  a esas horas y decides mirar atrás y revisar lo que habías sembrado días anteriores. Como ya no estás en tus plenas facultades y llevas ½ litro de cerveza en el cuerpo, te llama la atención un mensaje de de una bebida espirituosa entre las conversaciones abiertas y decides ver qué es.

Para tu sorpresa, es una promoción sólo para esa noche en la que si acudes al pub en cuestión y pides dicha bebida, recibirás un regalo directo, y no nos engañemos, esto es España y dónde hay cosas gratis…sálvese quién pueda!

Pues Tinder te lo pone fácil y te marca incluso las distancias en el mapa que te separan de beberte esas copas de garrafón, pero con regalo seguro ☺.

No quiero alargarme más con las posibilidades que hay, pero os aseguro que dándole al coco, se puede salir un poco del típico brand day e impactar a nuestro caliente usuario dónde menos se lo espera.

Si os ha gustado, aquí os dejo un link para que nos preguntéis sin compromiso, porque en Cubbe como en las clínicas estéticas, la primera consulta es gratuita.

No te imaginas lo que te pierdes

No te imaginas lo que te pierdes 1000 754 Cris Martínez

¿Quién no se ha encontrado con un cliente que quiere vender online pero no tiene pixelada la web? ? ¿Eres tú ese cliente? ¿Estás haciendo campañas de tráfico en redes sociales y midiendo las ventas con Analytics? Mal.

Veamos esto con una perspectiva diferente. Como si fuera un cuento: ¿Os acordáis de las migas de pan que Pulgarcito fue dejando por el bosque para encontrar el camino de vuelta a casa? Recordaréis también, que los pájaros se las comieron y Pulgarcito no fue capaz de volver. Pues bien, ese camino titubeante es el nuestro para tratar de encontrar a un usuario que ha curioseado, o comprado en nuestra web, sin dejar rastro.

Pero Pulgarcito también tiró piedras blancas, y esa vez, sí que pudo volver a casa. Imaginemos que cada una de esas piedras blancas que marcaban el recorrido, son los eventos del pixel o el SDK (medición en App) de Facebook/Twitter.

Pues ahora que está claro lo importante que es conocer el camino del usuario a la venta, podemos volver a un lenguaje más… digital.

El pixel (medición web) y el SDK (medición App) son un trozo de código que permite optimizar los anuncios para aumentar las conversiones y obtener informes al respecto, así como crear públicos personalizados.

Sabemos de primera mano, que la implementación a veces puede ser un pelín tediosa, aunque en la mayoría de los casos, con Google tag manager, no se tarda más de 15 minutos en pixelar una web. Y la importancia de hacer esto, para que nuestra publicidad no sea como los anuncios de TV o radio que no sabemos a quien llegan, ni cuándo, ni con qué efecto, es VITAL.

A veces somos un poco pesados con esto, pero de verdad, sin ánimo de desanimar a nadie, si estáis invirtiendo en sacar a un usuario de una plataforma para que visite vuestra web o App con cualquier objetivo de conversión, y no la pixelais, estáis tirando vuestros oros a la basura. No hay nada peor que lanzar una campaña de publicidad online y medir empíricamente.

 

¿Las ventajas del pixel/SDK?

  • Medir el recorrido del usuario: el píxel debe estar implementado en cada una de las páginas de la web. Además, debemos crear un funnel a través de los eventos personalizados (view content, add to whishlist, add to cart, purchase) que siga el path del usuario a través de la web.

En el caso del SDK, dentro de todas las secciones de la App.

  • Llegar a las personas adecuadas: con la web/App pixelada, podrás dirigirte con distintos anuncios a usuarios que mostraron interés en una sección concreta, o un producto/servicio. E incluso podrás excluir a aquellos que ya hayan realizado una compra, o dirigirles a una campaña de upselling.
  • Aumenta tus conversiones: midiendo correctamente, los algoritmos de las plataformas optimizan para lanzar tus anuncios a aquellos usuarios más proclives a realizar la acción que estés buscando.
  • Medir los resultados de los Ads: esto es easy like a Sunday morning de entender. Si mides, vas a saber qué funciona y qué no. E igual, te llevas una sorpresa y no es lo que tu esperabas.

 

El pa’ qué de todo esto

Por si las ventajas que os acabo de contar no os han parecido suficientes, ni os ha valido el caminito del pobre Pulgarcito que no puso piedrecitas blancas, ni el hecho de tirar vuestros valiosos oros al retrete… vamos a tirar un poco por lo emocional.

No hay nada más reconfortante (tanto para cliente como para nosotros) que lanzar una campaña orientada a conversión, y que funcione. Porque analicemos el impacto que las ventas tienen para ambas partes:

Además, a nadie se le ocurre lanzar una campaña en Google Ads sin implementar las cookies. ¿Por qué las cookies del resto de plataformas no las consideráis necesarias? ?

No somos enemigos, estamos para ayudar 🙂

El Funnel de Conversión

El Funnel de Conversión 1000 754 Álex Aldea

Hola, te presento al funnel de conversión.

Es el centro de toda estrategia digital, y ya estarás cansado de verlo en presentaciones, debates, tertulias e incluso se habrá colado en alguna comida familiar… Aunque esté omnipresente, ¿sabemos realmente qué es y cómo utilizarlo para planificar una estrategia?

Podemos definirlo como las distintas etapas desde que el cliente conoce la marca hasta que realiza la compra y es fidelizado con el fin de que repita dicha acción.

En primer lugar, tenemos que tener muy claros dos conceptos: branding y performance. Seguro que son dos viejos conocidos tuyos, ¿verdad?.

Cuando hablamos de Branding, hacemos referencia a la parte superior del funnel, en el que incluímos todas aquellas acciones que tienen como objetivo dar a conocer o posicionar una marca. En el entorno digital podríamos poner como ejemplo una campaña de video views, ¿quién no se acuerda del anuncio de loterías en Navidad? Es todo un clásico.

En cuanto a la parte de Performance, sería la parte inferior del funnel, e incluye todas aquellas actuaciones que tienen como foco la acción de un usuario (compra, registro…) y la fidelización para que repita dicha compra. Por ejemplo, una campaña de conversión, ¿el anuncio que te persigue constantemente? Pues eso es una campaña de retargeting con objetivo conversión. Sabemos que suena muy ‘techy’, pero no es tan difícil como parece, te lo aseguro .)

 

Una visión más profunda.

Como puedes observar, el primer paso es el de dar a conocer nuestra marca. Difícilmente si no nos conocen nos comprarán. Para que tengamos éxito, nuestro producto tiene que ser deseable, pero sobre todo tiene que ser visible.

Tras esta primera parte, tendremos que ser capaces de redirigir tráfico a nuestra web. Cuando hablamos de tráfico, nos referimos a usuarios interesados en nuestro producto o marca. Por ejemplo, en Facebook podemos hacer un cluster de usuarios que han visto más del 50% del vídeo (primera fase de reconocimiento de marca), lo cual puede ser una señal inequívoca de que están interesados. Al impactar a ese segmento de usuarios de nuevo con nuestra campaña con objetivo tráfico, muy probablemente conseguiremos unos costes de CPC bajos y lo más importante alimentaremos las audiencias que generamos gracias al pixel, en este caso, de Facebook.

Pasamos a la parte de la ‘chicha’, ¡vamos a convertirlos a todos! y no hablamos de religiones, hablamos de que conviertan en nuestro sitio web 🙂

Ya son sólo unos pocos los que han llegado a esta fase, y eso contando con que lo hayamos hecho bien todo el proceso. En este punto puede ser muy útil utilizar las audiencias del pixel, para impactar sólo a aquellos usuarios que creamos pueden convertir mejor, ya que han mostrado interés en un determinado producto o servicio.

En el caso de Facebook, podemos impactar a aquellas personas que han visto un producto o lo han añadido al carrito y no han completado la compra. Lógicamente, este grupo de usuarios tienen más posibilidades de realizar la compra que si impactamos a personas que simplemente se quedaron en la home y no llegaron a ver un producto.

El proceso no acaba aquí y podemos re-impactar a usuarios que compraron tras un periodo de tiempo, hacer una audiencia similar para impactar a usuarios similares a los que nos compraron…..las posibilidades son infinitas.

 

La clave.

Lo esencial es conocer muy bien el segmento al que nos dirigimos sabiendo en qué fase del funnel está, y en base a esto desarrollar en qué plataforma, con qué formato, copy y creatividad impactar. Sería un error grave impactar con el mismo copy y creatividad a una persona en la fase de awareness y a una persona en la fase de conversión.

La clave: personalizar el mensaje al máximo en la medida de lo posible es la llave para optimizar la tasa de conversión de tus campañas.

Aquí sólo te hemos desgranado una mínima parte de una estrategia. Si quieres saber más, ya sabes, con un café todo se entiende mejor, ¡contacta con nosotros! 🙂

 

Are you ready for Q4?

Are you ready for Q4? 1000 754 Cris Martínez

Sí amigos, estamos sólo a primeros de octubre, pero desde ya y hasta las Rebajas de enero, ¡empieza la época de inversión publicitaria más fuerte del año! ¿Y por qué? Porque el aumento de compras online está ahí. Ya lo vemos ?.

Y siendo sinceros, la única forma de gestionar bien este último Q del año, sin incidentes y sin chapuzas, es planificándolo con tiempo.

 

La importancia de un buen retro timming.

No dejes que este año se te eche el tiempo encima. Planifica desde ya, qué fechas son más y menos importantes para tu marca y qué canales son los que necesitas para llegar a tu target. Y en función de esas marcas temporales, ponte a preparar estrategia, materiales y presupuestos para cada una de ellas.

Lo normal es que cuentes con una o varias agencias que te den apoyo en este proceso; si es así, es vital que estén coordinadas y entiendan que todas ellas, trabajan por un objetivo común.

Pero en caso de que no sea así, si ves que no llegas, ¡externaliza tareas! ¿Qué te voy a decir yo desde una agencia, verdad? Pero realmente, el impacto para tu negocio va a ser muchísimo más positivo si estás preparado para competir en estas fechas, que si no puedes participar o dejar tu marca por los suelos con una mala estrategia. Pagar un fee por esto, it’s totally worth it.

Al final, si tú no lo tienes claro, alguien que ya haya planificado estas fechas con anterioridad, te va a saber indicar a la perfección cuánto tiempo de margen necesitas para ponerlo todo en marcha sin disgustos.

 

La estrategia

Planifica todo. Pros y contras de tu línea de comunicación. Plantea un objetivo claro (¿quieres notoriedad, ventas, leads, todo?). Todas las tácticas que puedas permitirte o a las que estés dispuesto para conseguirlo. Los KPIs por los que te vas a guiar. La inversión que necesitas por plataforma, y si puedes cubrirlas todas. Es mejor abarcar menos con certeza, que picotear todas las patas de mala forma.

Dedícale tiempo a esta parte, porque en la mayoría de los casos, queremos ejecutar acciones tan rápido, que con la prisa del que todo salga, se nos olvida que tiene que salir bien.

 

Y recuerda, abre la mente. Porque tu target puede estar fuera de las plataformas que usas habitualmente, y puedes estar perdiendo oportunidades de negocio claves.

 

Medir bien, es clave

De qué nos sirve plantear bien el objetivo de negocio, si no sabemos medirlo luego. Pues bien, aunque parezca sorprendente, es de lo más común encontrarlos con una marca que quiere por ej. ventas, pero nos mide por alcance o impresiones. ¡ERROR!

Hay distintas métricas (no importa si hablamos de redes sociales, Google Ads, display o programática) para medir distintos objetivos. El cruce de datos es fundamental, hasta ahí estamos de acuerdo. Pero no se puede medir una campaña de conversiones por el ratio de link clics que registramos; y esto, para ahorrarnos peleas sin sentido con el cliente o la agencia, es mejor tener claro antes de empezar.

Y ni que decir tiene, que para medir, hay que utilizar bien las herramientas de que dispone cada plataforma. Está genial usar Analytics y las cookies de google para medir el tráfico de AdWords, pero no el de Facebook. Para eso, Facebook nos brinda el pixel.

A veces es un poco tedioso, pero la única forma de medir bien nuestras campañas, y no nos olvidemos de que para eso invertimos, es tener todos los pixeles ¡bien implementados!

Y de que por mucho que nos empeñemos, hay dos factores clave que junto con los pixeles, nos van a permitir tener datos reales:

  1. El primero es la ventana de atribución, pues no todos los productos o servicios tienen el mismo periodo de maduración en la mente del usuario
  2. Y el segundo es el hecho de aceptar, que o utilizamos un adserver, o vamos a tener duplicidad de ventas en las plataformas que utilicemos. Le dedicaremos más tiempo a la navegación del usuario en otro post, pero es muy importante que pensemos como usuarios, y seamos conscientes de que estamos expuestos a mucha información en muchos canales, de forma constante. No solo Google o solo Facebook intervienen en el proceso de compra.

 

La ejecución, en tiempo

Desde mi experiencia en esas fechas en las que se aprueban las creatividades para las campañas una semana tarde, cuando todo se tenía que haber lanzado hace dos días, y todo son prisas, creo sinceramente que lo único que podemos hacer es trabajar con filosofía.

Como os decía, la campaña tiene que salir, pero no de cualquier forma. Y hacer 40 cambios de última hora no ayuda a reducir errores. Así que lo mejor es armarse de paciencia, tratar de revisar las cosas dos o tres veces (de verdad, es más productivo al final), y saber gestionar la ansiedad. No importa si estás en el lado de la agencia o del cliente, no nos olvidemos de que todos somos personas. Y que con prisas y malas formas, rara vez, sale todo bien.

 

El baile

Sí. El baile que hacemos todos (real o mental) cuando una campaña nos sale bien. Ya seamos cliente o agencia, esa alegría, está ahí.

Y si no nos ha salido bien, no quiere decir que haya sido en vano. Cogemos todos nuestros datos, todo nuestro recorrido, lo analizamos, y lo aplicamos mejor la ¡siguiente vez! Porque a base de experiencia es como funcionan estas cosas, y no nos olvidemos de que después del Black Friday llega Navidad. Después de Navidad, Rebajas…

Que no cunda el pánico, que lo importante, es saber reaccionar a tiempo siempre.

 

En resumen, si todo esto que os cuento lo tenéis claro, y simplemente os ha servido de gently reminder, ¡estupendo, estáis listos! Si no es así, o directamente algo de lo que os he contado, os ha sonado a chino mandarín… ¡Estaríamos encantados de ayudaros