No sólo es el qué, si no el cómo

No sólo es el qué, si no el cómo

No sólo es el qué, si no el cómo 772 332 Cris Martínez

Amigos del social media, ¿os habéis parado a pensar alguna vez cuantísimo influye en los resultados de una campaña el elegir uno u otro formato para nuestro anuncio?

Sabemos que en el frenesí del día a día, nos comen las prisas por activar las campañas, cuyos materiales casi siempre, llegan tarde. Y sabemos también que aún siendo conscientes de que muchas veces tenemos delante una creatividad digna de la teletienda de los 80, la lanzamos con la esperanza de que funcione. Y… no siempre es así.

Pues bien, tampoco os vamos a descubrir la pólvora en este post, pero sí que teniendo en cuenta que nos acercamos peligrosamente a fechas tan reseñables como el Black Friday, el Cybermonday, o Navidad, nos parece importante hacer un inciso en este tema.

 

A veces, solo es cuestión de hacer caso

Tanto Facebook como Twitter, hacen cambios más o menos constantes en sus algoritmos, potenciando que un tipo de contenido funcione mejor que otro. Y esos cambios, suelen ser públicos.

Por ejemplo, en los últimos meses, Facebook ha comunicado en varias ocasiones que el 86% del contenido de vídeo de su plataforma, se consumía a través de dispositivos móviles, y que las medias de visualización se encontraban en 6 segundos. ¿Cómo utilizar esta info? Quite easy. No vale subir el vídeo del spot de TV a Facebook y patrocinarlo, hay que adaptarlo. Al menos, si queremos que la gente vea en esos 6 segundos qué queremos mostrar y quiénes somos.

Otro ejemplo bastante sencillo: ¿Cuántas veces ha llegado a nuestras manos una creatividad que debía ser el bombazo del año porque comunicaba una súperoferta y ha resultado ser una imagen reciclada con la palabra REBAJAS con un fondo rojo? Y claro, bien sea por falta de tiempo para reclamar otra, o por vergüenza a decirle al cliente/diseñador lo espantosa que es, hemos tirado para delante con ella…

Ya lo sabéis, pero el uso de “cualquier cosa” para arrancar la campaña, no nos hace ningún favor. Ni a nosotros mismos, que nos va a costar bastante más optimizar la campaña (y sí, de verdad, se nota), ni al cliente que está mostrando una imagen un pelín pésima de su marca.

 

Con un poco de ingenio, puedes hacer magia

Con un poco de ingenio, y haciendo caso a las propias plataformas como os decía antes. Porque puede que hayamos leído cien millones de veces la importancia de crear un storytelling en nuestros ads… ¿y lo hacemos?

Una secuencia de imágenes/vídeos que nos cuenten cómo funciona un servicio, o los beneficios de un producto… O un simple copy llamativo que tenga relación con la imagen o esté personalizado para un target específico, y no se dirija a 8M de usuarios… pueden captar la atención de cualquiera y sacarle una sonrisa, o conseguir que éste nos ignore con total imparcialidad.

Siempre que le pongo un ejemplo a un cliente suele venirme a la cabeza ASOS, que personaliza sus anuncios dinámicos con copies que realmente… ¡llaman la atención!

Ni que decir tiene, que las imágenes o vídeos que usemos, tienen que tener una calidad mínima. No hago más inciso aquí, porque la propia plataforma os requiere un tamaño mínimo, pero no sería la primera ni la última vez que un cliente nos pide subir una imagen para la campaña con tamaño de avatar.

 

Y que no falte el dinamismo, la pimienta de cualquier salsa. Bueno, en mi caso el orégano

Para qué os lo voy a contar cuando lo podéis comprobar vosotros mismos. He aquí dos carruseles estupendos. Con creatividades de calidad, donde ambos siguen una secuencia con sentido. ¿Cuál de los dos os llama más la atención?

 

A veces es todo tan sencillo como preparar el anuncio y mirar la preview como si fuéramos cualquier usuario al que han impactado. De esos dos minutos de reflexión, y sabiendo cuál es nuestro objetivo (notoriedad, ventas, leads, etc.) podemos sacar insights súper valiosos.

Es todo de bastante sentido común, y tomarnos el tiempo de hacerlo, puede cambiar radicalmente la imagen que el usuario percibe de la marca. Solo hace falta hacer esa reflexión que solemos saltarnos, y pensar… Si yo fuera el usuario… ¿Esto captaría mi atención? ¿O me daría completamente igual?

Nuestro sitio web utiliza cookies, principalmente de servicios de terceros. Por favor, lea los Términos de Privacidad y / o acepte nuestro uso de cookies.